miércoles, 19 de marzo de 2014

Constelaciones Familiares de Bert Hellinger: Más allá de la terapia

Bert Hellinger aporta un nuevo conocimiento a través de las Constelaciones Familiares para comprender las relaciones humanas. Se hace evidente a través de los "Órdenes del Amor" que el sistema familiar tiene una conciencia común que vela por el derecho de pertenencia de todos sus miembros. Cuando una persona del sistema sufre un destino especialmente trágico o fue excluida, menospreciada u olvidada en las siguientes generaciones se producirán identificaciones e implicaciones sistémicas, es decir, un miembro posterior de la familia, movido por la conciencia familiar y sin saberlo, representara a aquella persona que fue excluida del sistema familiar tomando para sí un destino que no le corresponde.

Hellinger también halló las terribles consecuencias ocasionadas por la violencia política. Los hallazgos crean una especial conciencia respecto a la responsabilidad de las decisiones políticas. Si estas se orientan hacia la violencia, no hay ganadores. Futuras(os) ciudadanas(os), personas concretas, padecerán los destinos de sus antecesoras(es). Las(os) Hijas(os) de los perpetradores se identificaran con los destinos de sus víctimas, y el dolor de las víctimas se transmitirá a las siguientes generaciones.

A través de los "Movimientos de Alma" que llevan hacia la reconciliación, se devela que todas y todos somos responsables por las otras personas; allí es donde las Constelaciones Familiares trascienden el ámbito terapéutico y se encuentran con los derechos humanos.
La necesidad de decisiones políticas más humanas se hace inminente frente a la prueba de las consecuencias.
Es necesario trabajar para las generaciones que vienen con el fin de prevenir que las niñas y los niños tengan que padecer el rencor de los destinos dolorosos.
Es importante hacer un esfuerzo a favor de la construcción de una cultura para la paz y formar con valores ciudadanos que resalten el amor, el respeto, la tolerancia, la equidad, igualdad y humildad.
Los paradigmas que aportan las Constelaciones Familiares son una semilla más para la paz.

Lo más grande de una persona es
lo que la hace igual a las demás"

Bert Hellinger