martes, 21 de septiembre de 2010

El Contacto

Estar en contacto no significa abusar de los demás y vivir feliz eternamente. Es el comportarse honestamente y compartir los éxitos y los problemas de manera humana.. Es la forma de mantener nuestra integridad, de alimentar la auto estima y, a la larga, fortalecer las relaciones tanto con uno (a) mismo (a) como con las personas que nos rodean.

Para resolver mejor nuestros problemas, para estar sanos, es necesario que hagamos el contacto lo más completo posible con nosotros mismos y con cada una de las personas que se encuentran a nuestro alrededor, es decir, lo imposible para sentirse amado (a) y valorado (a).

Mis Metas (Poema)

Quiero amarte sin absorberte,
apreciarte sin juzgarte,
unirme sin exigirte,
dejarte sin sentirme culpable,
criticarte
sin herirte,
y ayudarte, sin menospreciarte.

Si puedes hacer lo mismo por mí
entonces nos habremos conocido
verdaderamente y
podremos beneficiarnos mutuamente.

El estar en contacto incluye dos personas y tres partes. Cada persona en contacto con el o ella misma y cada uno con el otro.

Extracto del libro “En contacto íntimo” de la Psicoterapeuta Virginia Satir

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Taller: Lograr el amor en la pareja


“El único espejo donde podríamos llegar a vernos es el otro. La mirada de otro me muestra lo que mis ojos no pueden ver” Jorge Bucay

Lograr el amor en la pareja

Taller Vivencial basado en Constelaciones Familiares dirigido a todas aquellas personas con o sin pareja, que desean conseguir una relación de pareja plena y satisfactoria.

Sábado, 30 de octubre
De 9:00 am a 5:00 pm.
Caracas, Torre Cemica, Piso3. ACIEDIS


Desde que nos sumergimos en la vida comenzamos a relacionarnos, nos relacionamos con nuestra madre aún antes del nacimiento, establecemos el primer contacto con nuestro padre en los primeros minutos del inicio de este viaje que es la vida. En la medida que lo emprendemos nos van acompañando en el camino padres, hermanos, abuelos, tíos. Hasta que llega el momento de nuestro mayor y más grande aprendizaje, relacionarnos en pareja. Es allí cuando comienza realmente la posibilidad de mirarnos en ese espejo que se nos presenta para ayudarnos a ver nuestras más hermosas cualidades y nuestros más terribles defectos.

Programa:
-Relación con la madre. Tomando la vida.
-Dar y recibir
-Orden y Amor. ¿Cuál es mí lugar?
-Parejas previas. Duelos.

En un taller vivencial, uno ES con el otro y por ende, consigo mismo. Tendrás la oportunidad de mirar las propias dinámicas familiares y darse cuenta de cómo afectan las relaciones de pareja. Los casos para constelar serán tomados entre los asistentes.

Inscripciones por el 0424-246.41.49 o escribir a dora.paredes@gmail.com

martes, 14 de septiembre de 2010

Ser o no ser popular: He ahí el dilema


Para los adolescentes, la popularidad es una necesidad vital y los colegios son el campo de batalla en el que compiten -o sufren- por alcanzarla.
Por Efraín Castillo/ Domingo, 5 de septiembre 2010 en Estampas"En el colegio de un lado están los cool, los que están en todo, y del otro, los nulos, los 'equis'". Las palabras son de Samuel Mariño, adolescente de 16 años, quien comenzará en breve su último curso de bachillerato. Su frase resume la realidad de muchas escuelas secundarias venezolanas, la de una segmentación que nada tiene que ver con secciones, intereses o edades sino con otro atributo: la aceptación social.

Samuel se considera a sí mismo popular, algo que, dice, se ha ganado trabajando año a año. "Soy un chamo que resalta, canto en un grupo, practico la fotografía, soy muy extrovertido y me gusta estar en todo, participar, mezclarme con la gente, dar mi opinión y ser tomado en cuenta. Ser popular es vital porque te conviertes en el centro de atención, todos quieren estar contigo. Los populares son los líderes que los demás siguen".

Melanie Ramírez iniciará ahora el noveno grado y se ve a sí misma como alguien incluido. "Yo hablo con todo el mundo, me buscan, me respetan, pero no soy de las que todo el colegio saluda". Aunque el tema no le quita el sueño, reconoce que la popularidad es fundamental en la vida cotidiana de su escuela. "Si eres popular, tienes más amigos y eso hace que amplíes tu círculo. Por eso mucha gente lucha por ser popular: para encajar en el grupo".

Precisamente encajar es el verbo más conjugado por los adolescentes. Así lo plantea Cristina Otálora, investigadora del Instituto de Psicología de la Universidad Central de Venezuela. "Para ellos es muy importante ser aceptados por la gente de su edad, porque se les despierta el deseo de separarse psicológicamente de sus padres. En la niñez los progenitores son su punto de referencia, pero en la pubertad los muchachos buscan otro espejo donde mirarse, piensan según lo que les plantean los que son como ellos y por eso quieren ser admirados o aceptados por el grupo"

Por eso, en la secundaria, construir relaciones sociales se convierte casi en un juego de estrategia en el que no sólo la empatía y la afinidad son suficientes para entablar nexos. Melanie siente que cuando entró al bachillerato perdió un poco de la inocencia con la que de niña conseguía amistades. "En la primaria era diferente porque simplemente te acercabas a otro niño, le preguntabas si quería jugar y punto. Ahorita tienes que evaluar la personalidad y el aspecto del otro. A veces es tanta la importancia que, si a un chamo lo ven hablando con otro que es 'nulo' , lo critican. Es muy poca la gente que se atreve a hablar con el que no es popular, porque se arriesga a ser separado por el grupo".

Ella misma ha visto cómo el tema ha acabado con amistades. "Hay gente que cuando entra a bachillerato se asocia con personas que antes ni siquiera trataba y para ser aceptada deja de saludar a sus anteriores 'panas'. En esos casos, es muy común que los acusen de 'cambia amigos'. Algunos, simplemente, dejan todo atrás con tal de ser populares o estar cerca de ellos".

De acuerdo a los psicólogos, aspirar a la popularidad tiene su lado positivo, pues contribuye a fortalecer ciertos rasgos de la personalidad. "Buscar ser aceptado o admirado por el grupo le da al muchacho confianza en sí mismo -apunta Otálora-, fortalece su autoestima y mejora su capacidad de relacionarse con otros a partir del afecto, de intereses y valores compartidos. Incluso, lo prepara para afrontar relaciones más serias en el futuro, como las de pareja".

"Al ser aceptado -confirma Melanie Ramírez- te sientes más seguro de ti mismo, los temores de hacer el ridículo incluso disminuyen porque sientes que tienes gente a tu alrededor que te entiende y te apoya. Eso te da confianza".

Para leer el artículo completo has click en el título de la nota.

El 16 de octubre estaré facilitando el Taller Vuelta a Clases. Las inscripciones están abiertas por el 0424-246.41.49 y por dora.paredes@gmail.com

Configuraciones Sistémicas: Una llave para sanar

De la mano de un alemán surgió hace ya más de dos décadas un método terapéutico basado en la convicción de que cada persona hereda de sus ancestros no sólo sus rasgos físicos, sino también el carácter, los gustos, los gestos y hasta el comportamiento. Venezuela no se escapa de practicar esta manera de curar las heridas traídas del pasado.
Muchas veces el universo puede ayudar a explicar fenómenos que se dan en la vida diaria de una persona. Por ejemplo: así como una constelación se refiere a un grupo o conjunto de estrellas y planetas que forman parte de un sistema que se encuentra en continua interacción, sucede igual con los seres humanos al ser partícipes de un sistema que se inicia con la familia y se dirige hacia otros grupos humanos.

La diferencia radica en que, además de regirse por leyes naturales como ocurre con los planetas y las estrellas, los hombres y mujeres también se manejan por leyes espirituales, familiares, sociales y culturales, formando así un sistema tan complejo como maravilloso, del cual mucho se puede aprender y del cual mucho se puede desentrañar para ser mejores cada día.

Grosso modo, es en esto en lo que se basa el método terapéutico de Constelaciones Familiares propuesto por el alemán Bert Hellinger, teólogo, educador y filósofo, pero además psicoterapeuta formado en diversas disciplinas como el psicoanálisis, el psicodrama, la terapia primal, la hipnosis y la terapia sistémica familiar, de la cual se valió en gran medida para dar con su particular descubrimiento hace ya más de dos décadas y luego de haber estado investigando sobre ello por más de 30 años, en gran medida inspirado por lo que vivió junto a miembros de la tribu zulú en Sudáfrica, donde observó la relación tan especial de respeto y paciencia mantenida entre los miembros de una misma familia.

En otras palabras: cada individuo pertenece a una familia, y cada familia es un sistema. Así que cuando algo afecta a uno de sus miembros, esto repercute sobre el resto de ellos. De allí que digan sus seguidores que cuando una persona no logra solucionar una situación que le afecta (como por ejemplo problemas de adicción, depresiones, enfermedades, problemas económicos o de trabajo y divorcios), esto puede haber sido ocasionado o activado por algún familiar, bien sea del presente o del pasado.

Convencido de esto es que Hellinger propone el método de Constelaciones Familiares como una vía para descubrir, precisamente, en cual punto de ese sistema ha estado la traba (o “embrollo”) para que la vida de una determinada persona no logre fluir como se desea. Según asegura el alemán, sólo a partir de ese hallazgo es que puede darse una sanación verdadera.

Una cuestión de genética Desde el momento en que el método de Constelaciones Familiares defiende como una gran certeza el hecho de que cada individuo posee la información de las vidas de las que proviene, tanto a nivel psíquico como físico, se está afirmando igualmente que dicha transmisión se da desde lo más profundo del ser; es decir, a través de sus genes.
La historia de la familia está impresa en nuestras células y conlleva un orden que permite que la vida fluya a través de nosotros. Este orden se traducirá en cualidades, así como también heredamos los conflictos no resueltos que se hayan podido generar en el seno de nuestras familias debido a factores tales como la inversión del orden jerárquico dentro del sistema familiar, la pérdida de seres queridos, abortos, separaciones traumáticas, abandonos, violencia intra y extra familiar como guerras, asesinatos, suicidios y luchas de poder, además de secretos familiares como hijos no reconocidos, crímenes y relaciones fuera del matrimonio.

Y también un asunto de energía Según detalla en su libro Ecos del pasado Carola Castillo, fundadora y directora de los Institutos Bert Hellinger de Venezuela, de Western Pennsylvania en Estados Unidos, de Ecuador y República Dominicana, el método ideado por el psicoterapeuta alemán consiste en “constelar” o “conformar” a una persona valiéndose de otras que participen como representantes de aquellos integrantes de su familia que estén implicados en determinado “recurso” (prefiere esa palabra a “problema”) que se quiera resolver.
Hellinger descubre que durante el proceso de la constelación se llegan a dar “conexiones especiales” gracias a las cuales estos representantes comunican la información de los miembros de la familia que ellos representan.
Pero habrá que admitir que algo así no resulta fácil de digerir por parte del denominador común de los humanos; incluso el propio Hellinger en su momento llegó a confesar en una entrevista que le hiciera su amigo y colega, Norbert Linz, no contar con un razonamiento al respecto.
Sobre eso dijo: “No puedo explicarlo, pero es posible ver cómo, en cuanto los participantes de una constelación son situados unos con otros, ya no actúan ni sienten como ellos mismos, sino como los miembros de aquella familia que representan. Incluso desarrollan los síntomas físicos de aquellas personas”.
Extracto de una nota de la colega periodista María Elisa Espinoza en Estampas.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Taller Vuelta a Clases: Preparando a los hijos para el regreso al colegio

Después de tres meses de vacaciones, es probable que los chicos ya estén cansados y hasta aburridos de tanto tiempo libre. Para papá y mamá tampoco es fácil, sobre todo si ellos están en el trabajo y los chicos en casa mirando el techo, o pegados al TV o la Internet. Para retomar la rutina sin mayor problema y volver a clases con entusiasmo y metas claras, el sábado 16 de octubre entre la 1:00 pm y las 5:00 pm. en Caracas, estaré facilitando el Taller Vuelta a Clases: Preparándonos para el regreso al colegio. Este taller vivencial está diseñado para que a través de ejercicios los jóvenes entre 11 y 17 años puedan proyectarse en el año escolar que está por comenzar y adquieran herramientas de planificación, de manera que puedan cumplir -sin presión- con sus tareas y trabajos de la escuela, asi como con las actividades extra curriculares. El taller Vuelta a Clases que contempla dinámicas con los padres, es una excelente oportunidad para que los chic@s inicien el año escolar de manera clara y entusiasta, con metas definidas y con confianza y seguridad en sí mismos. Para conocer el monto de la inversión y el proceso de inscripción llamar al 0424-246.41.49 o escribir a dora.paredes@gmail.com

Mis hijos padecen de estrés ¿Cómo puedo ayudarlo?

-¿Qué es el Estrés?
El estrés es una situación de ansiedad desproporcionada. Está provocada por presiones externas que se mantienen en el tiempo y que pueden desencadenar el inicio de diferentes tipos de enfermedades al debilitarse el sistema inmunológico de la persona que lo padece. El estrés surge cuando el individuo percibe que las exigencias producidas por una situación nueva sobrepasan su capacidad de respuesta. Cada persona desarrolla durante su vida estrategias que le permiten adaptarse a los cambios. En este sentido, cuantas más estrategias se tengan, mayor capacidad para afrontar y controlar las exigencias que provoca el estrés.
Y…¿El estrés escolar?
Es provocado por la presión que ejercen los docentes (maestros y profesores) en el proceso de aprendizaje de sus alumnos y por la presión que ejercen los padres sobre sus hijos. Durante el padecimiento de esta enfermedad, el alumno reduce su capacidad de aprendizaje, sufre alteración en sus estados emocionales, y puede llegar incluso a generar cierto tipo de fobias.
"Hay que conservar la serenidad, descubrir lo que es relevante y darle al tema escolar un espacio en la familia, pero no dejar que las dificultades inunden el sistema".
Para que sus hij@s aprendan a manejar el Estrés he diseñado un Taller Vivencial en que hacen contacto con sus disparadores del estrés y las reacciones que tienen ante estos.
Haremos ejercicios de relajación, aprenderán a planificarse y se llevarán recetas para disminuir y afrontar el estrés.
Para información e inscripciones llamar al 0424-246.41.49 o escribe a dora.paredes@gmail.com